saludos

saludos

jueves, 10 de marzo de 2011

El Último tren de pasajeros

Maquina 8.488 (Alco-USA) antes de salir de la estación Mendoza el 10 de Marzo de 1993 en su último viaje junto a su tripulación
A 18 años de su viaje final
Por Rubén Ricardo Iriarte
 


El 10 de Marzo de 1993,  13 provincias se quedaron sin servicio ferroviario de pasajeros en la Republica Argentina la confirmación la había realzado unos meses antes  el titular en Ferrocarriles Argentinos (FA), Ignacio Ángel Ludueña.
En conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, Ludueña, acompañado del subsecretario de Transporte Automotor, Elio Cipollatti, y el director nacional de Transporte Ferroviario, Roberto Pía, anunció un convenio con Buenos Aires, Río Negro y la Pampa para mantener los servicios interurbanos que pasan por sus territorios.
Ludueña se limitó a reiterar que, con esta medida, se daba cumplimiento al decreto del Poder Ejecutivo que fijó el 10 de marzo como la fecha límite para la circulación de los trenes de pasajeros financiados por la Nación.
El interventor en FA, que justificó la medida en la existencia de un déficit operativo de estos servicios en unos 2,3 millones de pesos mensuales, negó que alguna localidad quede aislada a partir de la eliminación de los trenes. Equivocación o mentira, lo cierto es que la decisión diezmó a los pueblos del interior y privo del servicio que durante mas de 100 años había cumplido un servicio invalorable, pero que entre gobiernos y los mismos ferroviarios ayudaron a destruido
La eliminación de estos servicios tuvo dos prórrogas, y aunque se mantendrían las vías para que en el futuro cualquier provincia o particular pudiera recuperar alguno de los servicios que finalizan u otros diagramas. Nada de esto ocurrió.
De esta manera fue anunciada oficialmente la partida del último tren de pasajeros con destino a Buenos Aires y estaciones intermedias, pues todo terminaría como había empezado en Retiro.

La 8488
En la película de Luis Brandone rodada en 1983 con documentales del Archivo Histórico de la Nación, que lleva por título "La República Perdida I", en la que el 1 de marzo de 1948 en una ceremonia celebrada en la estación Retiro con motivo de la nacionalización de los ferrocarriles, el por entonces tren insignia del F.C. de Buenos Aires al Pacífico denominado "El Cuyano", partía conducido por la locomotora de vapor 2.102.
“El Cuyano”, partió de Mendoza con destino a Retiro, con atraso como para no perder la costumbre, pero esta vez justificado por la despedida. Antes ya había terminado su recorrido “El Aconcagua”,  ocurrió el 31 de julio de 1992, la formación 566; que hacía diariamente la travesía Mendoza-Retiro.
Por el anden, entre la gente que había ido a despedir a los viajeros, las carretillas cargadas con encomiendas, rodados, muebles, artículos del hogar fueron tantas, que la partida prevista para las 16.30, se retraso hasta las 17,06, cuando se acumularon 3.600 kilos.
Entre los uniformados se encontraba Narciso Moreira, el jefe de Estación. Segundo Álvarez, guarda del tren 512, remolcado por la locomotora 8.488. Agustín Gómez, su ayudante. Estaban también -sin uniforme- fuera de servicio Andrés Muñoz y otros compañeros,
El día anterior  los andenes estuvieron sumamente concurridos, esperando el convoy de Retiro y otros para proseguir viaje a San Juan. Este movimiento, aseguraron, se registra desde noviembre pasado, manteniendo desde entonces un promedio de 360 pasajeros a los que se deben agregar unos 160 viajeros a la vecina provincia.
El tren partió de Mendoza, formado por cinco coches de primera, dos pullman, dos turistas, un coche comedor y otro de encomiendas.
Exactamente a las 11.35 del día siguiente, el tren "El Cuyano" llegó a la estación de Retiro. Habían pasado 18 horas y 40 minutos, desde su salida -con lágrima y bombas- de la estación del ferrocarril General San Martín, en la ciudad de Mendoza, cumpliendo así su destino final.
En otras palabras, en este viaje "especial" tampoco se cumplió con el organigrama previsto y muchos menos con el horario prometido.
Pero este detalle poco importa a la hora de analizar los 1063 kilómetros de recorrido, por el territorio de seis provincias (San Juan, Mendoza, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires), dentro de una historia que arrancó hace más de 100 años.
Después de varios anuncios y otras tantas amenazas, la "tercera fue la vencida" y el servicio Mendoza-Retiro quedó paralizado definitivamente, cuando lentamente la máquina 8488 hizo su entrada casi silenciosa, en una despedida sólo sentida por aquellos usuarios que nacieron junto a las estaciones y crecieron caminando sus vías.
Palmira un símbolo
Un ejemplo vivido fue la población de Palmira, que llegó a reunir a mas de 3.000 empleados ferroviarios (ahora la cifra no alcanza a los 250) y fue ahí, en donde se realizó el primer acto, en reclamo del servicio, en un acalorado discurso, que no olvidó mencionar la gestión del general Perón (allá por el '48) y la actual política que decidió su clausura.
Otros lugares, caso como San Luis, Villa Mercedes o Vicuña Mackena, mostraron su disgusto con bombas de estruendo al arribo del tren, pañuelos y aplausos de despedida. El resto poco aportó a la monotonía del viaje, que desde la misma ciudad de Mendoza, mostraba un alarmante retraso de casi una hora y media, en el límite con San Luis.
El paso por Rufino se producía habitualmente a la madrugada y esta vez fue mucho más que madrugada, unos pocos lo esperaron en la estación y con la misma actitud que en otras estaciones le dieron su despedida.
Y al final, Buenos Aires y su estación Retiro. Lentamente, como queriendo prolongar su agonía (o su vida) "El Cuyano" hizo su ingreso a la plataforma número 5, deteniendo su marcha a las 11.45.
El servicio ferroviario de la línea San Martín utilizaba generalmente dos máquinas locomotoras, tipo diesel de origen norteamericano o canadiense, denominadas Alco, con una potencia efectiva de 1.800 y 1.350 HP, respectivamente.
La maquina 8.488 (Alco-USA), arrancó en Mendoza y -algo que no es común- terminó en Buenos Aires no se hizo recambio a la mitad del camino como era habitual.
La tripulación inicial estuvo compuestas por Domingo Blangetti, como inspector; Daniel Herrera, en calidad de maquinista y Juan Oviedo, como ayudante.
El kilometraje total (1.219 desde San Juan) es de 1065 desde la estación General San Martín
El relevo se efectuó en Villa Mercedes y el último en Junín, donde también se queda la máquina, algo que es este viaje no ocurrió y la identificada con el número 8488 llegó al final del último viaje después de 19 horas.
Las protestas, los aplausos y los pañuelos fueron patrimonio sólo de las estaciones de las provincias de  San Juan, Mendoza, San Luis, Córdoba y Santa Fe. Pues para Buenos Aires, el problema no existía. Se mantendrán por un tiempo y solo por un tiempo un servicio reducido (un solo tren diario de domingo a viernes) hasta las estaciones de Junín y Vedia, respectivamente.
"El Cuyano', luego de 32 años de exitoso reinado como el expreso más veloz y popular de América del Sur, ya habia sido suprimido sin dar razones en 1969 por resolución del gobierno de facto del presidente Juan Carlos Onganía. Pasaron los años y ya pocos se acordaban de sus bien ganados lauros, hasta que la desgracia circunstancial del pasado 31 de julio en el que quedaron cancelados 'El Condor', 'El Libertador' y 'El Aconcagua' hizo que se dispusiera, por algún tiempo más, continuar prestando un precario servicio al que desafortunadamente la Secretaría de Transporte de la Nación denominó 'El Cuyano', reflotando así un nombre que estaba ya en la historia ferroviaria argentina.

Hoy son parte de la historia.
Los servicios de la línea San Martín fueron brutalmente eliminados del mapa. Los trenes 565-566 "El Aconcagua" y 563-564 "El Sanjuanino" unían Retiro con San Luis, Mendoza y San Juan. Desaparecieron y jamás volvieron. Allí la vía "San Luis" perdió todo su tráfico ferroviario, junto con la eliminación del tren 575-576 "El Cóndor".
El tren 561-562 "Expreso El Libertador" corría de Retiro a Mendoza, brindando un servicio de lujo. A la lista de servicios levantados, debemos sumar más trenes, como el 567-568 "Sierras Grandes" que unía Retiro con Villa Dolores, ó el 571-572 que hacía Retiro - Rufino.
La ciudad de San Rafael recibía al tren 573-574, desde Retiro. Para variar, fue eliminado. Y como no podía ser de otra forma, el 237-6238, carga con coche de Monte Comán a Lencinas, desapareció para siempre. Actualmente, el único servicio de pasajeros que quedó de pie en el F. C. San Martín, es el diario a Junín, que por cierto, cuenta con innumerables inconvenientes.

* Fuentes: Diario Los Andes de Mendoza
Foto - Mario Avila Ferroclub Trasandino

LOS DE RUFINO Biografias, Efemerides, Hechos y Protagonistas de la Historia

LOS DE RUFINO  Biografias, Efemerides, Hechos y Protagonistas de la Historia
COMPRALO YA LLAMANDO AL 03382 - 430691/15408398

Gentileza Canal 8 Rufino Ciudad